Cuniraya Viracocha y la bella Cahuillaca

En el siglo XVI, algunas décadas después de la caída del Tahuantinsuyo, el cura Francisco de Ávila recorrió la provincia limeña de Huarochirí recogiendo relatos de dioses y hombres del antiguo Perú, dando origen al fascinante Manuscrito de Huarochirí, la “Biblia de los Andes”.

De este manuscrito extraemos la historia del huaca Cuniraya Viracocha, el todopoderoso dios de los andes que se camuflaba entre los mortales disfrazado de pordiosero, y la bella huaca Cahuillaca, a la que fecundó de una manera muy peculiar.