“Chullpas” Wayllani, Cóndor Amaya y Cultani

El mito del ‘cch’amaqa pacha’, cuenta que los ancestros atraviesan el espacio subterráneo, para surgir a la luz a través de sus respectivos puntos de origen. La visión andina acerca del tiempo histórico y el espacio cosmológico, afirma la existencia del ‘manqa pacha’, el mundo subterráneo mundo de los ancestros; es el lugar de las ‘chullpas’ o el ‘cch’amaq pacha’, es un tiempo anterior a la salida del sol. Por otro lado, el ‘Alax pacha‘ poblado por fuerzas de luz como el sol o el rayo, es el mundo de los colores y de las diferenciaciones étnicas, el del día y la luz, el de los contrastes claros y del presente. Durante el período Intermedio Tardío que abarca del 1100 al 1450 d.c. conocido como Señoríos Aymaras, en la región del Altiplano de Chile, Perú, pero sobre todo en Bolivia, se estableció como costumbre enterrar a los muertos en torres funerarias, conocidos como “chullpares” o “chullpas”.